Invitaciones de Tarjetas de 15 Originales con Buenos Diseños

Hola amigos, bienvenidos al artículo del día de hoy. ¿Qué les traigo hoy? hoy les enseñaré unas tarjetas de 15 originales Son unas bonitas tarjetas para 15, muy originales y elegantes. Espero les gusten tanto como a mi, ya que a mi me han parecido muy chulas.

tarjetas-de-15-anos-recorte tarjetas-de-15-anos-rompecabezas tarjetas-para-quince-anos-gratis-animadas tarjetas-para-quince-anos-gratis-bonitas tarjeta-de-quinceanera-floral tarjeta-de-quinceanera-rosa tarjeta-de-quinceanera-botella tarjeta-de-quinceanera-carta tarjeta-de-quinceanera-blanca

Y tanto amor desprende Dios por los poros de sus axilas, que ha creado un lugar de castigo porque nos ama.
Y así como un padre, castiga a su hijo cuando desobedece, porque lo ama, porque el padre sabe lo que es bueno para su hijo.

Pero hay unas cosas que no acabo de comprender:

El sentido de un castigo es corregir un comportamiento.
Pero el castigo del infierno, al ser eterno, carece de todo sentido que no sea pura maldad.

Imaginen que un niño rompe el cristal de un escaparate y a consecuencia es sometido a castigo brutal diario durante 80 años, hasta que el niño muere.

Reflexiónenlo durante unos instantes.

Bien, pues ese es un castigo ridículamente insignificante comparado a un millón de años de tortura constante.
Y un millón de años de tortura constante no es nada comparado con la eternidad.
Tomen la cifra más grande que puedan imaginar y no será apreciable en el conjunto de la eternidad.

¿Qué sentido tiene el castigo cuando este es la máxima tortura posible y sin fin? ¿Qué lección enseñamos a nuestro hijo torturándolo por toda la eternidad y sin opción a una salida? ¿Qué clase de autoridad puede inventar algo como el Infierno?

No puede ser otra cosa que la más desproporcionada de las venganzas.

El infierno no es un castigo que rehabilita, no purifica, no corrige, no educa, no redime, no repara el daño, no previene de futuros delitos, no cumple otra función que la de infligir sufrimiento, es la peor tortura imaginable prolongada hasta la eternidad. Tal vez un humano, con sus debilidades, pueda decidir que es el justo fin para los inicuos, pero el Infierno no es compatible con la idea de un dios infinitamente amor.

Ni Hitler ni nadie en el mundo merecería el castigo del infierno, por muy reprochables que hayan sido sus actos en vida, estos palidecen ante la atrocidad de enviar a una persona a un lugar como el infierno. Sea cual sea su delito el castigo es desproporcionado, porque no hay martirio en la Tierra, por grande que sea, que pueda compararse al eterno sufrimiento infinito.

El tormento eterno representa la crueldad infinita, un castigo tan desproporcionado que es inadmisible hasta para peor de los seres jamás creados.

No imagino castigo más terrible que desquiciarse sin fin, hasta el infinito y más allá.

  • Únicas Invitaciones de 15 Años Diseños Sorprendentes

Hola amigos, bienvenidos a este artículo donde les enseñaré unas invitaciones de 15 años diseños Unos lindos diseños para las invitaciones para unos 15, son bastante bonitas y te dan mas o menos una idea de como deberían ser las invitaciones de los 15 que estás organizando. Espero les gusten estos diseños.

—Sobre el sentido de la vida—

Esta tarde mientras conducía mi auto un mosquito se estrelló contra el parabrisas, dejando una asquerosa y pegajosa mancha amarilla.

Supongo que el creador tenía un propósito para aquel animal.

Sí, en aquel momento me di cuenta de que la vida del mosquito tenía un sentido: posiblemente succionar la sangre de algún mamífero y provocarle picores a la par que transmitirle alguna mortal enfermedad.
Sí, la vida de aquel microscópico animal tenía un enorme sentido.

Aquel insignificante animalillo estampado en el cristal, era tan consciente de los misterios del universo como cualquiera de esos peatones que a los lados de la calle se afanaban en sus tareas cotidianas circulando por las aceras, ensimismados en sus quehaceres diarios y buscando su propio sentido en la vida:

Algunos de esos peatones buscaban a quien succionar la sangre en su propio beneficio.

Otros parecían tener mucha prisa, pensaban que su misión en la vida consistía en llegar a lo más alto de la pirámide del poder, como un insecto que se afana instintivamente por subir a lo más alto de una ramita.

Unos terceros invertían toda su vida en tejer el gran capullo que sería su tumba. Toda esperanza era un maravilloso renacimiento como mariposa tras su muerte.

Y otros pensaban que su objetivo era complacer y alabar a un creador, invirtiendo su vida para recoger un premio en la otra vida.

No somos más que mamíferos con cerebro de mosquito, y comprendí que era precisamente aquel mosquito y no el hombre, quien volaba libremente y sin ataduras por los cielos.

Accioné una palanca y un chorro de agua seguido por un par de gomas limpiaron la mancha de mi parabrisas.

Ahora todo se veía más nítido.

Salud.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *